Sanciones

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Vistos:

PRIMERO: Con fecha 16 de Marzo de 2017, compareció por escrito ante el Colegio de Abogados, don René Martínez Frozt, para solicitar que el colegio interceda y sancione al abogado colegiado don Walter Ammán, por cuanto, según su narración, habría entregado a éste un documento por la cantidad de $ 4.000.000, para ser entregado a su hijo y trabajador Thomás Cristopher Martínez, como indemnización por haber sufrido un accidente en la empresa del reclamante. Que, el señor Ammán se habría apropiado de este documento, del cual nunca más se habría sabido, y de este hecho existen antecedentes en la Fiscalía Penal Regional.

SEGUNDO: Que junto con su reclamo, el compareciente, acompaña los siguientes documentos:   1.- Un escrito de modificación de avenimiento en el que comparecen el reclamado y el abogado del reclamante, ante el Juzgado de letras del Trabajo con fecha 6 de Julio de 2016. 2.- Copia de correo electrónico de fecha 2 de marzo del 2017 y 28 de febrero del mismo año, dirigido por don Walter Ammann a la empresa propiedad del reclamante, haciendo proposiciones de arreglo, y adjuntando comprobante de depósito por la suma de $ 1.000.000 a la cuenta de don Thomás Martínez. 3.- Comprobante de depósito adjuntado anteriormente. 4.- Acta de audiencia preparatoria en procedimiento ordinario laboral, de fecha 27 de Mayo del 2016. 5.- Copia de escrito presentado por don César Vergara abogado del reclamante, acompañando un cheque por la cantidad de $ 10.000.000, a favor de don Walter Eric Ammann, en representación del demandante.

TERCERO:       Que notificado el reclamado, hizo sus descargos con fecha diez de Junio del 2017, exponiendo que no conoce al reclamante, que con don Thomás Marínez llegó a un acuerdo extrajudicial para evitar un juicio, por lo que se cerró la investigación en la fiscalía; de modo que debía rechazarse el reclamo. Adicionalmente expone que "vengo a manifestar mi molestia frente a ustedes ya que ustedes como colegio no son más que un buzón de reclamos de las personas que por cualquier motivo van a reclamar sin tener la más mínima responsabilidad. Por otro lado ustedes han utilizado mis datos personales, como teléfono y domicilio sin mi consentimiento, por lo que tengo la seguridad que el aporte que ustedes hacen por los abogados es nulo. En la semana iré a formalizar mi renuncia al Colegio de Abogados y pido que nunca más se atrevan a enviarme un correo ni mucho menos llamar a mi correo personal como lo han hecho de manera irrespetuosa. Me doy cuenta de la clase de gente que son y de la que forma parte del Consejo y estoy profundamente arrepentido de haberme inscrito. Espero que ésta haya sido la última vez que tenga que conversar con ustedes."

CUARTO: Formulando observaciones a la precedente contestación, el reclamante afirma enfáticamente que el reclamado miente, pues personalmente le entregó los documentos girados de su cuenta corriente y le extrañó que se los exigiera nominativos a su cuenta.

QUINTO:     En estado, la causa se recibió a prueba, sin perjuicio de dejar para definitiva la decisión en relación a las expresiones ofensivas e injuriosas, vertidas por escrito por el reclamado en contra del H. Consejo de la Orden.

SEXTO:       Notificadas las partes, éstas no comparecieron a la audiencia de prueba, por lo que se decreta autos para fallo.

CONSIDERANDO:

PRIMERO: Que en relación a los hechos denunciados a fojas uno, el reclamante, sobre quien pesa la carga de la prueba, no acreditó con ningún medio probatorio, la apropiación indebida en que habría incurrido el reclamado. Si bien es cierto, probó que había existido un juicio laboral entre él y su hijo trabajador, en el que habría participado el reclamado como abogado demandante, y que se había entregado en el Tribunal un cheque en cumplimiento de la conciliación judicial entre las partes; no acreditó que este dinero había sido recibido por el reclamado ni que se lo hubiese apropiado para sí;

SEGUNDO: Debido a lo anterior, y pese a las contradicciones del reclamado al negar que hubiese habido juicio y se hubiese llegado a un acuerdo judicial entre las partes, la falta de prueba del asunto de fondo, cual es la apropiación indebida, determina al Consejo rechazar el presente reclamo.

TERCERO:     Que en su contestación al reclamo, el abogado señor Ammann, anunció que concurriría al Colegio de la Orden para renunciar a su colegiatura, sin embargo, el artículo noveno de los Estatutos del Colegio de Abogados, en su inciso segundo establece que "Los colegiados podrán renunciar libremente, en cualquier momento, siempre que no hubiere reclamo pendiente en su contra ante el Consejo, caso en el cual éste se pronunciará previamente sobre dicho reclamo", de modo que la tramitación del reclamo deducido en estos autos, habría impedido la renuncia del reclamante, en el evento de que hubiese concurrido al Colegio a presentarla, hecho que no sucedió.

CUARTO:       Sin perjuicio de lo analizado y determinado en considerandos anteriores, es importante hacer presente que el colegiado reclamado, en su contestación al reclamo ha proferido injurias que el Consejo considera graves, por escrito, en contra del Colegio de Abogados en general y de sus Consejeros en particular, cuando expone, sin fundamento, razón ni justificación alguna, que "Ustedes como colegio no son más que un buzón de reclamos de las personas que por cualquier motivo van a reclamar sin tener la más mínima responsabilidad. Ustedes han utilizado mis datos personales, como teléfono y domicilio sin mi consentimiento, por lo que tengo la seguridad que el aporte que ustedes hacen por los abogados es nulo. Pido que nunca más se atrevan a enviarme un correo ni mucho menos llamar a mi teléfono personal, como lo han hecho de manera irrespetuosa, me doy cuenta de la clase de gente que son y de la que forma parte del Consejo y estoy profundamente arrepentido de haberme inscrito. Espero que ésta haya sido la última vez que tenga que conversar con ustedes."

QUINTO:   Ante éstas palabras agraviantes, es importante tener en consideración dos antecedentes: Primero, que el colegiado entregó en forma espontánea y voluntaria sus datos personales al inscribirse en el Colegio, precisamente para que éste tuviera fácil comunicación con él, situación que se produjo, cuando al remitirle carta certificada para su notificación del reclamo, ésta fue devuelta por correos porque el número de la dirección era inexistente. Y Segundo, que el Colegio de abogados, cumpliendo con su obligación de escuchar a las dos partes del proceso, se esforzó por todos los medios en notificar al reclamado, con el fin de que éste pudiera hacer uso de su derecho a defensa, consagrado en nuestra legislación procesal y positiva, situación que lamentablemente no supo valorar el interpelado, pese a su calidad de abogado.

SEXTO: Que el artículo 8° de los Estatutos del Colegio de Abogados dispone que " Los abogados inscritos en el Colegio están obligados a cumplir con las disposiciones del Código de Etica Profesional, los Estatutos, los Reglamentos, y los acuerdos válidamente adoptados por el Consejo y las Asambleas". Y pese a que ninguno de estos cuerpos estatutarios, ordenadores y disciplinarios, tuvo nunca la somera sospecha de que un colegiado insultaría a la institución por el solo hecho de que, en el legítimo ejercicio de sus facultades, le notificaría un reclamo presentado en su contra, el artículo 2o del Código de Etica profesional dispone que " El abogado debe mantener el honor y la dignidad profesionales", el artículo 40 del mismo texto legal dirige que "Entre los abogados debe haber fraternidad que enaltezca la profesión, respetándose recíprocamente, sin dejarse influir por la animadversión de las partes, y se abstendrán cuidadosamente de expresiones malévolas o injuriosas". Agrega el artículo 47 del Código de Etica que " Es deber imperativo del abogado prestar con entusiasmo y dedicación su concurso personal para el mejor éxito de los fines colectivos del Colegio a que pertenezca", Y finalmente el artículo 48 inciso final de esta normativa dispone que: " El abogado al matricularse en el Colegio, deberá hacer juramento solemne de cumplir fielmente este Código de Ética Profesional."

SEPTIMO: Y en conformidad a los artículos Y 3o del Reglamento de Tramitación de los Reclamos, 8o, 9o, 39, 40, 42 y 43 de los Estatutos del Colegio de Abogados, y de acuerdo a los artículos 2o, 40, 47 y 48 del Código de Etica Profesional,

SE RESUELVE

PRIMERO: Que se rechaza la renuncia voluntaria de don Walter Eric Ammann Latorre, a su colegiatura en el Colegio de Abogados de Valparaíso.

SEGUNDO: Que se rechaza el reclamo interpuesto por don René Iván Martínez Frost en contra de don Walter Ammann Latorre, por no haberse acreditado los fundamentos del mismo.

TERCERO: Que se condena al abogado don Walter Eric Ammann Latorre, con la sanción dispuesta en el artículo 39 Nº 5 de los Estatutos del Colegio de Abogados de Valparaíso, esto es, con la "Expulsión del Colegio por motivos graves, calificados por el Consejo".

 

 

Ubicación

Plaza Justicia s/n, piso 1, Valparaíso

Horario de Atención de 9:00 a 14:00 hrs. de lunes a viernes.

Fono: +56 32 2212962
Mail: contacto@abogados-valparaiso.cl

 

 

Buscar

Buscar